viernes, 19 de febrero de 2016

Un ejercicio mental.....









“Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición 
de las circunstancias.”
 - John Locke






Muchos clientes que vienen a sesiones de Coaching tienen una cosa en común. Se sienten estresados. Por desgracia, el exceso de estrés se ha convertido en una característica cada vez más común de la vida contemporánea.


Cierto nivel de estrés es necesario para la vida: para despertar la creatividad, para fomentar el aprendizaje y para la propia supervivencia. El estrés pasa a ser peligroso cuando interrumpe el estado saludable de equilibrio que el sistema nervioso necesita.

El psicólogo e  investigador de comportamiento Richard Lazarus  determinó que el estrés se produce cuando la persona valora lo que sucede como algo que supera los recursos con los que cuenta y pone en peligro su bienestar personal.  

La mente juega un papel fundamental en nuestra experiencia, por lo que nuestras emociones e ideas y la manera en la que interpretamos el mundo, moldean nuestra realidad. Si yo cambio mi mente, cambia todo. Para cambiar nuestra experiencia en momentos de estrés, es preciso calmar y aclarar la mente para poder  reevaluar la situación y regresar a un estado de bienestar.

Hoy te quiero recomendar  un ejercicio sencillo y práctico de 15 minutos que te ayudará a retomar el control, aclarar la mente y crear calma en este mundo de caos.
La próxima que sientas que tu mundo se está volviendo loco, encuentra un lugar tranquilo y usa este ejercicio para reubicarte en el universo.

5 minutos de actividad física

Sal a correr o caminar rápido para poder distanciarte del caos.  Separarte de la acción le ayudará a tu mente  a reevaluar la urgencia de los asuntos. La expulsión de las endorfinas mejorará tu estado de ánimo y empezará  a disminuir el estrés.

4 minutos de agradecimiento

Ahora que tu cuerpo se siente un poco más relajado puedes empezar a aclarar tus pensamientos. La manera más fácil de bajar el acelere, es preguntarte: ¿Para qué estoy haciendo todas estas cosas? Utiliza estos minutos para pensar y agradecer  a la gente que te rodea, te apoya y agrega un valor a tu vida. Siéntete  agradecido por tu salud, las oportunidades y los milagros del mundo en el que vives.

3 minutos de meditación

Ahora que tu cuerpo y tu mente están en un estado positivo puedes empezar a trabajar en aclarar tu mente. La meditación, es una manera muy efectiva  para calmar nuestro ruido mental, nos proporciona  mayor conciencia y estimula las zonas del cerebro asignadas a la felicidad y la alegría. Hay diferentes tipos de meditación en diferentes tradiciones. Lo importante es entender que la meditación no es poner la mente en blanco. La meditación es entrenar la mente de cierta manera, es una forma de hacer “ejercicio mental”.  Si no tienes un método establecido  puedes encontrar ejemplos en internet o meditaciones guiadas en Youtube.

2 minutos de silencio

Con la mente clara lo último que necesitas es regresar al frenesí. Encuentra un lugar tranquilo donde te puedas sentar  sin distracciones. Aunque estés en tu escritorio, apaga tu computadora y otros aparatos electrónicos. Ponte unos audífonos para bloquear ruidos y otros estímulos.  Ahora enfócate  en estar presente y calmado. Terminando ya te sentirás más tranquilo, sereno y con mayor claridad.

1 minuto de respiración

Terminando los 2 minutos de silencio prepararte para el último paso. Por los siguientes 60 segundos enfócate en respirar profundamente mientras regresas a un estado consciente.  El simple hecho de respirar de esta manera  desacelera  las cosas. Si en el transcurso del día sientes otra vez una sobrecarga de estrés o pérdida de control  puedes repetir la respiración profunda, eso debería calmarte enseguida.  Si eso no es suficiente te recomiendo tomarte otros 15 minutos para repetir todo el ejercicio.

Y recuerda…

 ¡CAMBIAS TÚ, CAMBIA TODO!

Maxi Hiedemann / Coach
maxi@trecuori.mx




No hay comentarios.:

Publicar un comentario