sábado, 16 de julio de 2016

Diciendo Gracias.... Con Amabilidad...



Me acompañan dudas, como a ti...
Miedos y sombras, como a ti...
Enfrentamientos y juicios, como a ti....

Ahora, los acepto y miro de frente,
Procuro no enredarme en exceso en ellos,
Reconozco que todavía forman parte de mi,
pero también recuerdo que soy más,
soy mucho más que todo eso....


Tenía muchas ganas de escribir de la Amabilidad, y en este mes que hemos cumplido un Año como TRE.CUORI, fusionaré estos dos temas en la alegría por este sueño al que hace un año le dimos vida, en la amabilidad hacia nosotras mismas, escuchándonos, cada una Pilar, Maxi y yo desde el corazón, estando atentas a nuestras necesidades, sueños, anhelos pero sobretodo lograr ese propósito del Alma que nos hermana.... el cariño y la responsabilidad de hacer y crear un entorno mejor...

Algo que celebro enormemente es la capacidad de comunicación, en la que tres personas, conciliamos y sumamos, nuestras habilidades y estando en la mejor disposición de integrar aquellas herramientas que están ausentes en mi, pero que alguna aporta y me enriquece, tanto en los encuentros para acuerdos, como en nuestra amistad y nuestra vida personal. Eso no sería posible de no ser amables con nosotros mismas y con las que tenemos enfrente.

            En este tiempo donde se ha perdido la capacidad de comunicar amablemente. Hemos perdido también la capacidad de decir las cosas con calma. Nos enfadamos con facilidad. Cada vez que abrimos la boca (o escribimos), nuestro discurso se convierte en agrio o amargo. Sabemos que es verdad, hemos perdido nuestra capacidad para hablar con AMABILIDAD....

            Es un verdadero privilegio que en este espacio de TRE.CUOIRI nos hemos comprometido a cultivar la comunicación amorosa y compasiva, escuchando, promoviendo y cuidando la reconciliación entre tres opiniones y visiones. Lo que llevamos a nuestra práctica con todas aquellas personas que cruzan por la puerta hacia este nuestro oasis.

            Hoy en nuestro primer aniversario de este sumar, compartir, divertirnos, crear y sobretodo aprender y crecer en nuestro Ser, investigando sobre la amabilidad encontré este escrito, lo comparto; honrando a aquel que expresó desde el corazón la mejor forma de definirla:

“El secreto para ser feliz, es ser amable” –Victor Küppers

Las personas somos como bombillas...

-Utilizo ese símil para reflejar que las personas trasmitimos sensaciones y captamos las que trasmiten los demás. Hay personas que al cabo de 2 o 3 segundos de haberlas conocido queremos seguir a su lado, de lo bien que nos sentimos. Y hay personas que al conocerlas simplemente queremos alejarnos lo más rápido posible. En ese sentido somos como bombillas, trasmitimos. También lo llamamos feeling o química. Por eso, hay quienes van corriendo por la vida a 30,000 vatios y otras que van fundidas.

“Sólo se vive una vez. Pero es suficiente si se hace bien.” ¿Cómo se consigue?

-Yo creo que se hace bien si se le encuentra sentido. Hay que aspirar a tener un propósito en la vida, eso hace que vayamos “chutados”. Y el sentido de la vida lo da mas el Ser y el Amar a los demás que el tener y consumir.

¿Qué tenemos que trabajar para tener una buena actitud?

-Hay muchas maneras. Aprender a ser alegres, ponerle ilusión a las cosas pequeñas, relativizar los problemas, ser agradecidos, pero sobre todo el gran secreto y la forma más sencilla y eficaz para ser feliz es ser amables.
Y la vida nos da 300 oportunidades cada día para serlo. Aplíquese esta frase de la Madre Teresa de Calcuta que me parece espectacular: “Que nadie se acerque jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz”.

¿Vamos demasiado rápido?

-Si, si. Vamos como pollo sin cabeza. El siglo XXI es el siglo de la velocidad: conducimos, comemos y caminamos rápido, todo es para ¡ya! Cuando uno corre todo el día se centra en lo superficial y en lo urgente y olvida que lo más importante en la vida es lo que es esencial  sea lo más importante. No podemos cambiar de siglo, es lo que nos ha tocado, pero uno si puede aprender a gestionar su vida en este entorno que no ayuda. Para ello, hay que reivindicar momentos para la pausa y espacios para la reflexión para darnos cuenta de lo que es más importante.

¿Existe un generador de entusiasmo?

-Desde luego hay una parte genética que influye, pero a partir de allí, es nuestra responsabilidad luchar cada día para ser la mejor personas que podemos llegar a ser. La peor excusa es decir soy así.  ¡Los demás no tenemos la culpa!

¿Cuándo perdemos el ánimo, cómo se consigue despertar el optimismo? ¿Porqué la parte racional y la emocional cuesta que vayan juntas?...

-Uno tiene derecho a perder el ánimo, por supuesto, pero uno debería separa sus problemas en dos categorías: dramas y circunstancias a resolver. No existe una vida sin problemas, estos se acaban cuando uno muere. El optimismo, la alegría y el entusiasmo se despiertan comprometiéndose a ser así, al final es una lucha contracorriente. No es fácil, cuesta mucho, pero es una lucha que vale la pena. Cuando uno va corriendo, la vida es fantástica y cuando uno va harto de todo, la vida es un desperdicio.

-¿ Qué tenemos qué hacer cuando estamos negativos?

            -Rodéese de personas alegres, que contagien energía positiva, que sean
divertidas y le hagan reír. Cinco minutos con esas personas nos cambian el ánimo y nos contagian entusiasmo.

Me despido con la alegría de los sueños compartidos, del caminar este sendero con dos hermosos Seres llenos de luz, amor, compasión de quiénes cada día aprendo algo y  me motivan a ser mi mejor versión.

Desde el agradecimiento de ser: Tres Corazones llenos de bendiciones y amadas del Universo, les doy las gracias, por tomarse un tiempo de su valioso tiempo para leernos, para dejar un "me gusta", por bendecirnos, y desearnos lo mejor con sus plegarias, a todos los que nos han acompañado en esta hermosa aventura llamada TRE.CUORI.... Gracias, gracias, gracias.



Patricia Garza A.
Coach/Terapeuta
patricia@trecuori.mx





No hay comentarios.:

Publicar un comentario