viernes, 27 de enero de 2017

Flexibilidad...



Si no te pierdes, existe la posibilidad de que jamás seas hallado...
                                                                                                          Anónimo



Ayer tuve una gran aventura, y me permití el tiempo para analizar lo sucedido, y hoy les quiero compartir mi reflexión sobre la  flexibilidad....

Hice mi viaje a Tamaulipas a trabajar, acostumbrada a la carretera y al disfrute del camino, recorrido tantas veces... Pero de pronto al llegar a un lugar específico en Tula, topé con la policía federal desviando el tráfico,  por esa carretera que tantas veces disfruto, al internarme en ese abrazo amoroso de la Sierra Madre Oriental.

Y no me queda más que decidir , si esperarme a que abran la carretera por la tarde-noche o decidir llegar a mi destino, por otro camino para mi desconocido..... Y haciendo caso de mi intuición, decidir, seguir por ese camino desconocido, para poder llegar en tiempo y forma a mi destino y a mi cita pactada con un cliente.

Y en esa toma de decisión, saliéndome  de ese mi viaje tantas veces transitado y conocido por mi, decidir salirme de esa comodidad y aventurarme por caminos nuevos. Me llevo a un paseo extraordinario entre las montañas, en una carretera pequeña, con unos paisajes preciosos, y esa sensación, de seguridad en un abrazo amoroso de la naturaleza.

Y en esa comparación con la vida, cuando me lleva a caminar por caminos desconocidos,  saliendo de esa mi zona segura, ampliando mi mapa. Pienso cuantas veces nos resistimos a los cambios, y no tomamos el reto del empujón que nos da la vida;  a nuevas sendas.

Creyendo que el caminar por senderos conocidos es lo seguro, cuando simplemente caminar segura de mi,  puede ser la clave.

Hoy en éste abrazo verde de la misma montaña, pero desde otra visión, conociendo la otra cara: la agreste, esa donde ir a una velocidad menor, me da la oportunidad de disfrutar de manera consciente que a cada kilometro andado,  sólo me lleva a kilometro de mi propia carretera interna, a ese lugar donde muy pocas veces me puedo internar, y agradezco este “inconveniente” que me dio un ligero empujón nuevamente, hacia mi sabiduría interior.

Hoy les invito a plantearse, ¿tienes una inquietud?, el camino que caminas ¿ya no te apasiona o te emociona?.... toma el impulso de un empujoncito y plantéate  una nueva forma, un nuevo camino, o quizás, una diferente manera para crecer, aunque al inicio sientas esa sensación de vacío que te da el no sé que pasará .... pero eso nos lleva a mantenernos vivos, emocionados, expectantes y frescos ante los desafíos de la vida, y nos lleva a un peldaño más hacia nuestro crecimiento y validación.....


Diez razones para aventurarte fuera de tu zona segura:

v Sólo las situaciones excepcionales nos exigen lo mejor de nosotros mismos.
v Salir de tu zona segura te permite aproximarte a nuevas formas de mirarte y de mirar la vida.
v Aumentar la confianza en ti mismo y comenzar a realizar todo aquello que en un principio te provocaba miedo.
v Lo único difícil es comenzar; si lo haces, notarás cómo muchos de esos grandes temores desaparecen.
v Salir de tu zona segura es darle ocasión a tu creatividad y a tu inteligencia para que se manifieste.
v Tu vida, será dinámica, de aprendizaje y crecimiento.
v Si no estás a gusto con lo que eres o lo que haces, difícilmente podrías ser capaz de valorar lo bueno de las personas que te rodean.
v Salir de tu zona segura no te deja espacio para otra cosa que no sea atender al presente.
v Salir de tu zona segura, y sentirte independiente, afianza aún más la seguridad en lo que eres y lo que haces, aumentando con mayor fuerza el valor de la libertad.

Vía: lamenteesmaravillosa

Buen Sendero de Vida!!! 

Patricia Garza A.
Coach/Terapeuta
patricia@trecuori.mx


No hay comentarios.:

Publicar un comentario