sábado, 18 de febrero de 2017

Los Cuatro Acuerdos…


“No hay una razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo exiges. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad. La única razón por la que eres feliz es porque tú decides ser feliz. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento”
- Dr. Miguel Ruiz

Cuando llegué a México hace 17 años me propuse a leer de vez en cuando en español y de pura casualidad me  encontré un libro que me encantó “Los Cuatro Acuerdos”. Hace poco, buscando un libro como regalo de cumpleaños para mi esposo he vuelto a tropezar con él. Así que he decidido contarles de este libro, que nos presenta cuatro puntos esenciales para poder alcanzar una vida equilibrada, libertad personal y felicidad. 
En ”Los Cuatro Acuerdos” el autor Doctor Miguel Ruíz comparte con nosotros las profundas enseñanzas de los toltecas, que hace miles de años eran conocidos como “mujeres y hombres de conocimiento”. A lo largo de nuestra vida hemos adquirido un sistema complejo de creencias y establecido miles de acuerdos tanto con nosotros mismos que con otras personas, con la sociedad, con nuestros padres, con nuestras parejas e nuestros hijos, con el sueño que es nuestra vida y con Dios. 
De estos acuerdos, muchos basados en miedos, los más importantes son los que hemos hecho con nosotros mismos ya que en estos acuerdos nos hemos dicho quiénes somos, que creemos, que sentimos y cómo nos debemos comportar. El resultado de estos acuerdos es lo que se llama personalidad y en ellos cada quien se dice: «Esto es lo que soy. Esto es lo que creo. Tengo la capacidad de hacer ciertas cosas y hay otras que soy incapaz de hacer. 
Frecuentemente dichas creencias son una carga mental y emocional, nos limitan y nos hacen sufrir y fracasar, así crean infelicidad. El libro enseña que es necesario aprender de modificar este sistema de creencias para conseguir un equilibrio interior que lleva a la felicidad. Tenemos que romper con esos acuerdos basados en el miedo y reemplazarlos por aquellos que surjan del amor. Para lograrlo la filosofía tolteca nos propone cuatro acuerdos básicos:
  
1.- Se impecable con tus palabras
Si eres impecable con tus palabras significa utilizar tu energía correctamente, en la dirección de la verdad y del amor por ti mismo.” “Cuando eres impecable, asumes la responsabilidad de tus actos, pero sin juzgarte ni culparte.”

Las palabras son intención en acción y nos dan poder para crear o destruir todo lo que nos rodea. Utilizar palabras contra los demás es usarlas contra ti. Sé coherente con lo que dices, piensas  y haces. Utiliza tus palabras apropiadamente y hónralas. Toda la magia que posees se basa en tus palabras. Usa la magia blanca empezando por ti. Al ser impecable con tus palabras puedes ser libre, feliz y trascender el nivel de existencia.

2.- No te tomes nada personalmente
“Nada de lo que los demás hacen es por ti. Lo hacen por ellos mismos”

Lo que los demás dicen y hacen es una proyección de su propia realidad, de su propio sueño. Nada de lo que hacen es por ti. Cuando no dependas de las opiniones y los actos de otras personas, dejaras de ser la víctima de un sufrimiento innecesario. Si eliges seguir tu corazón sin tomarte nada personalmente experimentas felicidad y paz interior.

3.- No hagas suposiciones
“Toda la tristeza y los dramas que has experimentado tenían sus raíces en las suposiciones que hiciste en las cosas que tomaste personalmente”

Tendemos a hacer suposiciones, nos lo tomamos personalmente y nos inventamos historias que envenenan el alma y no tienen fundamento. No hagas suposiciones precipitadamente. Aprende a comunicarte claramente para evitar malos entendidos y dramas, te ayudará a  mejorar tus relaciones.  Pregunta lo que quieres saber y expresa tus necesidades. Si eres claro, tus palabras se tornan impecables.

4.- Haz siempre tu máximo esfuerzo
“Hacer lo máximo que puedas significa actuar porque amas hacerlo, no porque esperas una recompensa.”

Este acuerdo permite la transformación de los  primeros tres en hábitos profundamente arraigados.  Haz en todo momento lo máximo que puedas, ni más ni menos. De este modo evitaras juzgarte, recriminarte y arrepentirte. Para lograr el cumplimiento de los acuerdos necesitamos utilizar todo el poder que tenemos. De modo que, si te caes, no te juzgues. Empieza otra vez desde el principio. No esperes lograr respetar los acuerdos siempre, únicamente haz tu máximo esfuerzo. Si lo haces siempre, serán menos frecuentes los desaciertos.
La conciencia de nuestras creencias adquiridas y la decisión de cambiar estos acuerdos abren nuevas posibilidades y conducen a dejar el ego y comenzar a ser cada vez más nosotros mismos. Ello nos puede llevar a un camino más sensato, libre y dictado por el corazón y una vida más armónica y feliz.

“Quiero que olvides todo lo que has aprendido en tu vida. Este es el principio de un nuevo entendimiento, de un nuevo sueño. El sueño lo has creado tú. Es tu percepción de la realidad que puedes cambiar en cualquier momento. Tienes el poder de crear el infierno y el de crear el cielo. ¿Por qué no soñar un sueño distinto? ¿Por qué no utilizar tu mente, tu imaginación y tus emociones para soñar el cielo?” - Dr. Miguel Ruiz

  
Maxi Hiedemann/Coach
maxi@trecuori.mx




No hay comentarios.:

Publicar un comentario